?

Contenido desarrollado para

Citroën

El coche eléctrico más rápido en recorrer 1000 kilómetros es de una marca europea

Los modelos C4 y C4X de Citroën han dado con la fórmula que determinará la movilidad sostenible del futuro: eficiencia, cero emisiones y máximo confort

Bernardo Álvarez-Villar

Compartir

El conductor que quiera contribuir a la transición ecológica comprándose un vehículo limpio puede dudar sobre la eficacia de los mismos en determinadas circunstancias: ¿Aguantará viajes largos?, ¿dilatará mucho mis trayectos?, ¿puede hacerme perder mucho tiempo? Son dudas lógicas que el sector intenta despejar presentando vehículos ágiles y solventes. Así lo ha hecho Citroën con sus modelos C4 y C4X, ambos dotados de la nueva tecnología 48V Hybrid. La principal preocupación de la firma francesa era sacar al mercado un coche que, adaptándose a los requerimientos de la transformación verde, no perdiese eficacia, potencia ni atractivo. Y las cifras atestiguan que funciona.

En Citroën eran bien conscientes de que lo que previene a muchos potenciales compradores de adquirir un coche eléctrico son sus reparos acerca de su funcionalidad en viajes largos. Para afrontar este problema, hay marcas que ponen a la venta coches con gran autonomía, sí, pero también con baterías muy pesadas y de alto consumo. En la firma francesa se estrujaron los sesos para dar con otro camino: mantener una autonomía razonable con baterías ligeras, un motor eficaz y una capacidad de carga rápida de 100 Kw. 

Para arrojar luz sobre la autonomía y la eficacia de sus modelos eléctricos, Citroën encargó a UTAC-grupo líder en el campo de las pruebas, validaciones y certificaciones de automóviles-la resolución de una pregunta: ¿Cuánto tiempo se tarda en recorrer 1.000 km con el motor eléctrico ë-C4X, y cuánto tardan en hacerlo los vehículos de la competencia? El resultado de las pruebas avala el trabajo de los ingenieros de Citroën, cuyo modelo recorrió los 1000 kilómetros en 11 horas y 57 minutos: entre 14 y 67 minutos menos que el resto de coches. Todo ello, además, con un menor consumo de energía, paradas más cortas y unos tiempos de recarga optimizados.

T. Kostas, Director General de Citroën, no oculta su satisfacción con los resultados: “Esta prueba valida las decisiones estratégicas de Citroën en el campo de la electrificación: una batería de tamaño razonable que al tiempo que garantiza una autonomía de más de 400 km, reduce los costes, consumo y permite recorrer largas distancias sin preocupaciones, gracias a la eficacia de la recarga rápida. Conduciendo el ë-C4 a diario, confirmo esta eficacia en condiciones reales durante mis desplazamientos.»

Reducir emisiones y maximizar autonomía

Con esta concepción, Citroën ha logrado poner en el mercado un vehículo que sirve igualmente para los desplazamientos diarios y para los viajes largos. El secreto está en el equilibrio entre una capacidad de carga rápida y mejorada gracias a la cual es más rápido pasar de 0% de batería a 80% que de 80% a 100%. Combinando potencia y tiempo de carga, el usuario podrá reducir costes y esperas y maximizar la autonomía del vehículo.

Todo sin renunciar a la comodidad y disfrutando de una conducción dinámica y silenciosa y libre de emisiones de gases contaminantes. Tanto el C4 como el C4X son capaces de completar hasta la mitad de los trayectos urbanos en modo eléctrico, lo que les permite circular por zonas de bajas emisiones y beneficiarse por la reducción de los impuestos que gravan los modelos de gasolina. En definitiva, una síntesis equilibrada entre la conducción eléctrica y la ordinaria que puede comprarse desde 130 euros al mes, en el caso del C4, y de 140 euros mensuales para el C4 X. 

Pensando en maximizar el ahorro de combustible y la optimización de los trayectos, Citroën ha incorporado en estos modelos una original herramienta digital que le será de gran ayuda al conductor. Se trata de e-ROUTES by Free2move Charge, una app para Smartphone que sirve para planificar viajes. Gracias a ella, el conductor podrá localizar en tiempo real las estaciones de recarga rápida a lo largo de la ruta y gestionar la frecuencia de las paradas. Además, la app recopila los datos del vehículo y propone las rutas más eficientes en función del estado de las estaciones de carga y de las necesidades de los pasajeros. Un ejemplo de cómo la innovación digital y el desarrollo tecnológico son los mejores aliados en la lucha contra las emisiones contaminantes.

Confort y diseño a la última

Con el diseño del C4 y del C4X, Citroën ha querido poner a prueba y forzar los límites entre modelos y conceptos cerrados. Se trata, en el fondo, de dos berlinas familiares, con la característica silueta de este tipo de coches. Pero además, en su concepción se encuentran también el dinamismo de un coupé o la rabiosa modernidad de los SUV. Todo esto se encuentran en estos coches que, solo en Europa en 2023, vendieron respectivamente 58.740 y 11.350 unidades. El comprador, a la postre, sabe reconocer la calidad y la utilidad de este diseño.

Pues no es solo un motor limpio y eficaz lo que ofrecen estos modelos. Cualquier amante de la conducción podrá apreciar el confort al ponerse al volante gracias a la suavidad que aportan las suspensiones Citroën Advanced Comfort, los asientos Advanced Comfort, el ajuste de la dirección y el amplio espacio interior. De esta forma, el usuario sentirá a bordo la misma seguridad, comodidad y potencia de la que ha gozado siempre, pero ahora con la certeza de estar al mando de la fórmula que marcará la movilidad del futuro: sostenibilidad, tecnología y potencia.